puerta


Tuvo la puerta la fuerza de mantenerse abierta, sobre todo cuando ya nadie le tenia la fe que se necesita, el mínimo de fe que se necesita como para soportar la tormentosa experiencia de asumir que uno es quien decide si se pasa o no.

El problema con la puerta es que mantenerse, implicaba transcurrir, y ya lo sabemos todos, no es lo mismo que vivir, pero así y todo consintió al destino, si es que eso se puede hacer cuando no se cansan de imaginar mundos posibles.
A la mujer que intento cerrarla, algunos, durante un tiempo la miramos con desprecio, luego con compasion, y ahora ya envejecida,con un maternal cariño. 
Al tipo que vino a los golpes a pretender clausurar la salida,supimos echarlo a tiempo y a patadas.
Luego vinieron otros, muchos otros y una y otra ves la respuesta fue la misma. Y como si nada, así entornada, la puerta que muchos dicen que no piensa y que yo apuesto a que por lo menos siente, se afirma sobre sus marcos y se mueve suavemente al ritmo de un viento cansado, como si nada, como si no quisiera instalar la pregunta que tarde o temprano deberemos hacernos ahora que no es seguro que sea lo mismo estar o no  del lado de adentro.- 


Ruben
Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s