Columnistas de Caparros…


Y así: en la esfera pública, la inepsia se ve todo el tiempo –que para eso es pública. Pero lo mismo pasa en la vida privada: estamos gobernados por una banda de incompetentes porque somos una banda de incompetentes. Sabemos –es mucho decir– que nuestro país es un ejemplo casi único en el mundo de involución, de creación de desigualdad, injusticia y violencia, de destrucción de industrias, saber e infraestructura y no solemos entender por qué nos pasó esto: ay, doctor, justo a mí, qué mala suerte. O suponemos todo tipo de conspiraciones –pobres, mal imaginadas– para no aceptar lo más obvio: nos desbarrancamos porque somos, antes que nada, tan ineptos. Pero no algún guanaco: nosotros, casi todos. Lo disimulamos, a veces, por la avivada clásica criolla que consiste en simular cierto conocimiento gracias a una buena combinación de labia, alguna simpatía, cierta capacidad de mímesis: los argentinos somos columnistas de la vida, unos inútiles.

De aca

…Y si hablamos de nuestras ineptitudes?

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s