Se puede pensar en que los pasajes con destino a la gloria se nos acabaron demasiado pronto. También se puede suponer que el mejor de los mundos posibles se cayo a pedazos despues de la caída del muro. Podemos haber subastado la fé y apostado a perdedor. Podemos haber subastado la fé.

Lo cierto es que son tiempos de reposos estos en donde mirar el mundo duele a los ojos y es mejor, quizás no mirar nada. Pagar, apagar, lo que se dice la imaginación y dejarse llevarse por los virtuosismos de un mundo salvaje en donde la mayor expectativa es poder acceder a un buen rato por dia.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s