No te acuestes, al menos no lo hagas sin mi. No te mires al espejo, ese que tenes arriba de tu escritorio, él siempre miente, devuelve recuerdos misteriosos. No te duermas sin ese sueño que soñamos los dos.

Cuando recorras el pasillo, cuando estires la mano y juegues a rozar el dedo por la pared para sentir las imperfecciones no olvides que esa pared la hicimos juntos y que esta ahí por que alguna ves fue eterna.

No busques en la cocina, no me busques, en los encendedores rotos que se fueron guardando. No me busques en el tisne de la pava ni en el polvillo de la alacena. No voy a estar seguramente entre los cosmeticos desparramados en el baño y la habitacion. No te duermas, igual, sin ese sueño que tuvimos, por que al final, cuando te desveles y añores las epocas en que ser joven no era ser, te quedara la certeza de que vivimos por muchos años en el mejor de los mundos posibles.

En definitiva, sigue acostandote conmigo, sigue buscando en el pajar la aguja por la que hemos seguido insistiendo. En este rio imparable de tiempo que corre desesperado, nos podemos quedar mirandonos, con caras humildes y sinceras, y nos podemos quedar tambein de pie mirando como corre la corriente.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s