Dicen que hay mas en la web.


“Hubo tiempos en que los hombres sabían
que sólo si mantenían una atención extrema iban a estar

prontos en el momento en que saltara la liebre –y que sólo si la

cazaban comerían esa tarde. Por suerte ya no es necesario ese

estado de alerta permanente, pero el cronista sabe que todo lo

que se le cruza puede ser materia de su historia y, por lo tanto,

tiene que estar atento todo el tiempo, cazador cavernario. Es un

placer retomar, de vez en cuando, ciertos atavismos: ponerse

primitivo. Digo: mirar donde parece que no pasara nada,

aprender a mirar de nuevo lo que ya conocemos. Buscar,

buscar, buscar. Uno de los mayores atractivos de componer

una crónica es esa obligación de la mirada extrema”.

de Martín Caparros.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s