CASTING (La columna de Lanata en Libre 31-05)


Casting (La columna de Lanata en Libre 31-05)

Menem destruyó, hace mucho, la idea de partidos; desde aquellos años del uno a uno, la condición para ser candidato era tener centimil: tipos populares y “exitosos”. Así, gradualmente las encuestadoras fueron reemplazando a las urnas, ya que importaba mas el voto de Mora y Araujo, el de Artemio Lopez o el de Graciela Romer que el del público. Fue – y es – la exegesis del voto calificado: cuatro personas en una cámara Gesell eligen al candidato nacional, y el perro se muerde la cola; la buena imagen genera buena opinión y buen porcentaje de votos influido por la difusión del rating. Tantas moscas no podrían equivocarse. La consecuencia lógica de la política espectáculo fue la desaparición de la discusión política en sí. Las personas en lugar de las ideas. El voto siempre es empático y emocional, pero desde entonces ese rasgo se ha acrecentado, dado que la buena imagen reemplazo la discusión de cualquier proyecto y las plataformas se transformaron en una gacetilla de buenas intenciones; todos dicen lo mismo, total, nadie hará la diferencia por ese lado. La política se profesionalizó: personajes que aprendieron a mirar al centro de la cámara, que cuidan su peinado y saben de memoria que una imagen vale más que mil palabras. El resultado es, claro, menos democracia, ya que se trata de votar una vez cada equis años a quienes aparecen en el menú y de no pedir cosas extrañas.

Sigue a la izquierda

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s