Periodismos y Trincheras


Tras la caída del muro de Berlín, dice mi suegra psicóloga, también se cayeron todos los enemigos visibles, ya no quedan, me dice, utopías que alcanzar, molinos de viento que confundir con gigantes de cuatro brazos. Y entonces con el enemigo poco claro y con todos los sueños chiquitos y posibles, por alguna razón, por algún lado tenía que salir la incomodidad natural, el instinto humano y feroz para evolucionar o destruirnos.
678, el programa que tán bien realiza el productor estrella Diego Gvirtz, vino a decir las cosas en la cara, a veces descaradamente, siempre grotescamente. Como en el último Gran Hermano, o en el programa de Tinelli, ahora todos hablan de estrategias y del juego de la televisión o de los costos de mantenerse arriba. He escuchado a Tenembaun en la radio, prácticamente llorar como un chico ante la impotencia que le generaba no poder decir otra cosa, no poder dar su opinión, o darla y que no alcance. Mientras en ese universo paralelo que es el estudio de canal 7 todos parecían tener la razón siempre.
Los noventa, fue la década de hacer lo imposible por llegar, por aparecer, así aparecieron las primeras operaciones inocultables de cara o abdomen. Nadie se preguntó demasiado si el incidente de la avispa había sido tal, a nadie empezó a importarle esas cosas. En el siglo XXI pasamos al siguiente nivel, analizamos todo más o menos con la misma mediática vara y caemos, como no podría ser de otra manera, en el cambalache que escribieron para nosotros. Y todo es lo mismo, todos son lo mismo, todos, por lo menos buscan las mismas mechas que tirarse.

Ni TN , ni el canal o la radio pública garantizan nada, nadie garantiza nada, todos, como humanos que somos, tenemos alguna cagadita entre los espacios de los zapatos, todos pisamos alguna vez piedras ajenas y las levantamos para tirarlas.
Se ha vuelto complicado buscar la noticia, discutir la información, cotizan muchos más los argumentos y como soldados, todos parecen un poco cansados, ojalá una vez terminados los tiros, podamos hacer una buena lectura de estos tiempos raros en donde todos (a la larga) parecen ir contra todos. Y Viceversa.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s