HACE 50 AÑOS (La columna de Lanata en Libre 01-07)


Hace 50 años, en un bar del Upper West Side, en Nueva York, teorizaba Beto Borro, que llevaba veinte años en la ciudad y seguía resistiéndose a hablar inglés.
-Europa es como un gato que acaba de comerse el pescado. Ahí están, satisfechos, tomando sol, aburridos, relamiéndose de prosperidad.
El gato ahora esta sarnoso, desflecado, tiene el miedo instalado en su mirada esquiva, y del pescado ya no queda esqueleto alguno. Veo en un televisor del aeropuerto de Caracas, mientras viajo a Madrid, escenas de la plaza Syntagma en Atenas: hay, entre una marcha espontanea de más de cinco mil personas,, un cartel en español: “No pasarán”, advierte. Los griegos esperan el pronunciamiento del gobierno sobre un nuevo plan de asistencia del país. Saben que eso significará nuevos recortes sociales, más ajuste y otra vez el camino hacia el precipicio social. Europa ya no es un gato aburrido y feliz; los ingleses de Goldman Sachs han acuñado una nueva categoría acorde a los nuevos tiempos: los llaman PIGS. El gato se transformó en cerdo: PIGS es Portugal, Ireland, Greece y Spain, todos aquellos países a los que el euro les a quedado grande. En Madrid, a donde llegaré en ocho horas, el gobierno trata de no resbalar por la cornisa: Zapatero debate con Rajoy sobre el estado de la Nación, y el coro de izquierda y derecha insiste en que debe salir del gobierno y llamar con urgencia a elecciones nacionales. Los jóvenes y los viejos del 15-M (los indignados, el movimientos de democracia real que sigue llenando las plazas del país y se aceita en su rol de grupo de presión reuniendo jubilados y estudiantes) rodean a las legislaturas insultando a los políticos profesionales, y señalando la grieta que divide a España.
-¿Por qué el señor Rodríguez Zapatero prolonga esta calamidad? – se exalta el atildado Rajoy, líder del PP, relamiéndose con su llegada al poder.
-Usted señor Rajoy, es el perfecto perro del hortelano; critica pero no propone nada – se defiende Zapatero como gato panza arriba.
Los que asisten al debate son jóvenes desempleados, matrimonios de clase media que están a punto de perder su casa, trabajadores que resienten la presencia de los inmigrantes.
En unas horas llegaré al continente donde el sueño terminó.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s