EL MEJOR PAÍS DEL MUNDO (La Columna de Lanata en Libre 11-07)


Época – como comentábamos el viernes – de Noches Blancas: la luz del sol se empecina en permanecer hasta las tres de la mañana. Después el cielo se vuelve levemente azul y aquí, en Fredrikstad, a dos horas de Oslo, a las cinco y cuarto vuelve la luz eterna del verano: Suficientes horas para poder mirar detenidamente a los noruegos: son amables, quizás un poco campesinos, hablan una lengua similar a un estornudo, cortan el césped con la obsesión de un cirujano y deambulan por el día con una tranquilidad pasmosa. Son súbditos; esta es una monarquía constitucional, y confundí la residencia del rey de Oslo con un parque: ni siquiera tenía custodia armada en las esquinas. El índice de delitos debe ser uno de los más bajos del mundo, y quizá lo explique la distribución de la riqueza, ya que la brecha salarial entre los ingresos más bajos y los más altos no es superior a cuatro veces. No hay aquí tipos asquerosamente ricos ni asquerosamente pobres. Para el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo), Noruega, “es el mejor país del mundo”. Según el Índice de disparidad de Géneros del Foro Económico Mundial, es uno de los países con mayor igualdad de oportunidades. El alfabetismo es del ciento por ciento, y casi toda la población ha terminado la escuela secundaria. ¿Son genios, son espíritus abnegados, son héroes? No parece nada de eso. Son personas normales. Este era, a principios del siglo XX, uno de los países más pobres, pequeños y alejados del mundo. Después de la guerra descubrieron petróleo, y eso impulsó su economía. Pero sería un error infantil suponer que eso fue todo: supieron explotar sus propios recursos, y no los dilapidaron. Noruega es el segundo productor mundial de pesca, después de China; no llega a tener ni la cuarta parte de la costa marítima que tiene la Argentina y tiene diez veces menos habitantes. Argentina es diez veces más rico que Noruega y cien veces más pobre. El primer ministro es Jens Stoltenberg, del Partido de los Trabajadores, muy criticado luego de haber impulsado una serie de privatizaciones y que gobierna ahora gracias a una alianza con un partido de centroizquierda y otro de centro. Los noruegos pagan entre un 35 y un 50 por ciento de impuesto a las ganancias, y es pasible de cárcel quien los evade. Su sistema de seguridad social es uno de los mejores del mundo. Vale la pena verlo en detalle por lo que revela: detrás de cada ley hubo alguien que pensó en las personas, en los más débiles, en los necesitados. Al lado de estas medidas, la Limosna Universal por Hijo es una vergüenza ajena y se muestra como lo que es: una limosna extorsiva que afianza el clientelismo.
La inversión en seguridad social corresponde al 13,6 por ciento del producto Bruto, aproximadamente el 34,3 por ciento del total del presupuesto nacional. Los servicios sociales surgieron en Noruega en el siglo XVIII, y fueron ampliándose: el servicio de accidentes para trabajadores en fábricas en 1895, jubilación en 19936, desempleo en 1939, discapacidad 1960 y viudez y madres solteras en 1964.
Mañana contaremos, en detalle cómo es posible ser una persona.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s