El juez Zaffaroni, Víctor Hugo, La Fundación Alameda y ese mar y ese coche. (Actualizado con la ampliación de la denuncia)


El día 23 de agosto, Gustavo Vera y los abogados de la Fundación Alameda ampliaron la denuncia por trata de personas contra el Juez Zaffaroni y contra su mano derecha Montivero, quien le alquila a Marcia González cinco departamentos para vivienda personal a través de una inmobiliaria que no tiene ningún registro en Capital. La ampliación se suma a las denuncias realizadas por la Fundación sobre casi 600 departamentos en el año 2009. Frente a las cámaras, un descreído Gustavo Vera insiste en que el juez debería hacerle denuncia penal a Montivero, quien ya no solo se parece mucho a un testaferro sino también a un proxeneta.

¿Quienes son estos tipos de Alameda? ¿Qué hacen? ¿En carácter de qué ensucian el buen nombre, la trayectoria y el respaldo jurídico de un tipo como en juez federal Eugenio Zaffaroni?
Alameda es una organización que nació en las vísperas del año 2001, un grupo de vecinos se juntaron y formaron una de las tantas asambleas populares de aquellos años, en la esquina del Parque Avellaneda, justo en la esquina de Lacarra y Directorio. En aquellos años el “Bar Alameda” que había estado funcionando hasta el año 1997, en aquellos años era un edificio abandonado, una esquina abandonada por sus dueños de entonces que un día cualquiera habían decidido que era el momento de cerrar, de no pagar indemnizaciones y de mandarse, como se dice a mudar.
María me muestra los libros que apilan en los estantes de una incipiente Biblioteca Popular, me muestra el taller de cerámica, subimos hacia los talleres en donde se fabrica las remeras marca “Mundo Alameda” y “No Chains” de diseños propios y que tienen como propósito la difusión de la lucha contra el trabajo esclavo. La primeras denuncias sobre trabajo esclavo y trata de personas para la prostitución llegaron después del 2003, ya hacía dos años, que por el frio, la lluvia y el abandono, habían decidido tomar el predio que hasta el año 97 había sido el bar Alameda, mantuvieron el nombre, generaron el comedor popular que hasta entonces era la olla popular de la esquina del Parque Avellaneda, albergaron en su momento a los que pudieron, y esos mismos vecinos decidieron seguir funcionando por fuera de partidos y del sistema, “sin nadie en el medio” escribió Casciari en la primera editorial de la revista “Orsai” y bien podría utilizarse el termino para este caso. Las denuncias llegaron desde los rincones del barrio, los denunciantes habían llegado desde gran parte de países vecinos, sin documentación, habían bajado en Liniers y los habían instalado en una habitación con la promesa del trabajo y las mejoras de vida intactas. Ahí se habían quedado los denunciantes, sin documentos para hacer denuncias, sin conocidos en el país y sin ley que los ampare, hoy llevan denunciadas más de cien marcas, entre la que se encuentra la marca Awada de la familia de Juliana Awada, esposa del jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.
Las historias sobre personas víctimas de la trata se escapan como fantasmas, la mayoría de las veces las víctimas son mujeres, extranjeras e indocumentadas que no saben de derechos, pocas veces se animan a preguntar. Las historias las iremos contando en los próximos meses desde este lugar.
Es difícil imaginar que un lugar como Alameda denuncie al juez Zaffaroni con intenciones políticas, es más difícil aún, pensar que la fundación es “una empresa” como la denominó Víctor Hugo Morales, enceguecido por el amor, frente al juez, en una entrevista realizada el miércoles 3 de agosto en el piso de Continental.

Anuncios

3 comentarios en “El juez Zaffaroni, Víctor Hugo, La Fundación Alameda y ese mar y ese coche. (Actualizado con la ampliación de la denuncia)

  1. No es tan dificil pensar que La Alameda va por más, porque Gustavo Vera es un hombre cercano a la CTA, aunque haya pedido ahora entrar a la CGT, y además tiene algunas reuniones hechas con Bergoglio…en fin, hay motivaciones claramente politicas sobre esto…Gustavo Vera hace politica con las calamidades que aborda desde la Alameda..su objetivo no es solamente social, sino que es politico partidario…y es opositor al kirchnerismo…de eso se trata..siempre atrás de una “fundación” hay plata y poder para acumular…dependerá de sus titulares que sea ese el objetivo o no, y no de la causa que defienden…las causas son una esxcusa cuando lo que persiguen es dinero y poder, por lo que generalmente se ocupan de causas que no están muy abordadas, como es el caso del trabajo esclavo y la trata de personas en Buenos Aires, La Alameda es la primera que lo toma…eso le da exclusividad…y todo lo que la exclusividad genera…..

    • El tema es, quizás, poder respetar tanto una como otra tarea y si en su momento es necesario, Vera tendrá que responder a los suyos cuales son sus intenciones políticas. Lo mismo que el Juez, que debe explicar, responder, hacer una conferencia de prensa y ya. Agradezco tu comentario, entiendo que estas informada y respeto mucho tus posiciones. Como pongo en la posteo, las historias en Alameda se escapan como fantasmas y no debemos perder este tipo de instituciones, justamente, porque casi no hay. Esa exclusividad que comentás es una falla en el sistema.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s