LEY DE SARAZA ELECTORAL (La Columna de Lanata en Libre 11-08)


La ley se llama ley de democratización de la Representación Política, la transparencia y la equidad electoral, y lleva el numero 26571. Es la que ordena que este domingo se realicen elecciones primarias que no son tales, ya que se conoce la nominación a dedo de todos los candidatos. No nos están llamando este domingo para elegir, sino para aplaudir. Y, en el peor de los casos, para aplaudir a quienes no nos interesa. La ley de la Saraza electoral muestra otra vez la distancia entre la realidad y los proyectos: nadie sabe exactamente que ira el domingo a las urnas. Las radios se llenan de llamados de oyentes desconcertados, y otros desorientados vuelcan sus preguntas en Internet:
-¿Se podrá votar a varios candidatos?
-Para que todos compitan, ¿tengo que poner en las sobre todas las boletas?
-¿Tuiteó el hashhtag Un milagro para Altamira?
-¿Qué gana el ganador y que pierden los perdedores?
La utilización de la palabra “transparencia” suena a broma de mal gusto. El único resultado que aparece con claridad es el que perjudica a los partidos chicos y transforma esta democracia de baja intensidad en una dictadura de la mayoría: desde el domingo 400 mil personas podrán no ser tenidas en cuenta; para la ley, esa es la opinión de pocos y no merece ser tenida en cuenta en las elecciones de octubre.
La ley de Saraza Electoral no es barata: en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, donde se presentaran siete categorías de candidatos, los partidos deben imprimir unos 60 millones de boletas a un costo de 20 centavos cada una: unos 12 millones de pesos por partido, sin contar el dinero publico para retribuir el trabajo de los fiscales, la logística y el resto de los gastos operativos.
Conscientes del desinterés que la elección suscita distintos voceros del gobierno se han dedicado a amenazar a los votantes: quienes no concurran el domingo a las urnas no podrán hacerlo en octubre. La jueza María Romilda “Chuchi” Servini de Cubría llegó a decirlo con todas las letras, y hubo quienes aseguraron por los medios que, en el área de su jurisdicción (la Capital Federal), tiene potestad para hacerlo. El derecho a voto esta previsto en el articulo 37 de la Constitución Nacional y salvo que haya una ley que lo establezca expresamente, nadie podría negárselo a un ciudadano. La sanción por no ir a votar sigue siendo de índole pecuniaria, junto a la posibilidad de ejercer o ser designado en cargos públicos. Un juez electoral, o Federal, o del fuero que sea, no puede privar a un ciudadano de un derecho que le otorga la Constitución. Una ley no puede debutar auspiciando una sanción ilegal, Es difícil creer en la transparencia y la equidad cuando se nos convoca, este domingo, a elegir lo que ya esta elegido.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s