La otra Cristina Fernández


En esa reconstrucción inconclusa por la que esta transitando nuestro nuevo Majulito (Gustavo Sylvestre), se suele enredar con viejas prácticas nocturnas de otros miércoles, en donde la pregunta, la repregunta y la retorica, siempre imperfecta, solían abundar durante la hora y media. Por entonces, ante cada participación trataba de instalar un debate, preguntaba con cierto hostigamiento sobre uno y otro, o recordaba frases dichas a contramano, en otros programas, justamente, para darle sentido al sinsentido de las dos voces.
Hoy intenta hacer algo diferente desde la pantalla de Francisco De Narváez, a veces parece salirle, a veces no, pero con el caso Candela, como casi todos, definitiva derrapa.
Yo tenia una tía que solía decirme que no se puede quedar bien con todos, todo el tiempo, que a veces es necesario, sentarse y callarse. Y si no se tiene vergüenza de la situación, es mejor ni estar.

Los socálos de casi todos los programas hablan de la autocrítica de los medios,  mientras tanto, siguen, revuelven el cadáver de la nena, comentan sobre su sexualidad, sobre sus amistades, hacen teorías, denigran la muerte, analizan la sangre, se creen investigadores de algo y encima reclaman la autocrítica de los medios, ajenos.
Y  aparece esta mujer, que se llama como la Presidenta, que dice tener  un conflicto con los medios y que intenta bajar alguna linea, envuelta en un de crispación de otras épocas.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s