LOS MEDIOS Y LA CAUSA K. (La Columna de Lanata en Libre 26-09)


El sistema TDT (Televisión Digital Terrestre) sigue cayéndose en Europa como un castillo de naipes. Con la Argentina a punto de licitar nuevas frecuencias de televisión y radio en esa norma, quizá convenga echar nuevamente un vistazo. El mapa de las radios fue trazado ayer en La Nación por Pablo Sirvén: junto a Nacional y Del Plata, “se suman a la causa K las radios Belgrano, América, Cooperativa, de las Madres, la AM 750 y el segmento hiperkirchnerizado de la mañana deRadio Continental”. Sirvén informa de la existencia, en el espectro, de 203 emisoras de AM legales que coexisten con 157 sin licencia y 3.942 FM habilitadas junto a 6.369 ilegales.
“Solo en Capital las ondas de amplitud modulada no habilitadas suman 126, contra apenas 20 con los papeles en orden”, dice el columnista. En España -tema del que nos ocupamos hace algunas -semanas aquí- cerró otro canal de de TDT, con menos de un año de antigüedad: La 10, y la única cadena de las pequeñas que parecen en condiciones de sobrevivir es 13 TV, el canal católico. “Pasamos a la historia por ser el país con más cadenas de televisión abierta -editorializó esta semana Ver Tele, de Madrid- y por ser también el que más cadenas públicas tiene en el aire. Pero este disparatado modelo de TV conduce a una masacre. No hay dinero ni publicidad para tantos canales”. Primero cerró CNN Plus, luego VE07, antes Aprende Inglés TV y varios canales de los ayuntamientos que, frente a la crisis, se vieron obligados a decidir si seguirían financiando televisión u hospitales. Las productoras se frotaban las manos pensando que tendrían más encargos de contenido, y lo único que han puesto en el aire son refritos. Por paradoja y para abaratar los costos, se ha multiplicado la inserción de los programas extranjeros y muchas de las ondas vacantes ahora son alquiladas a destajo por adivinos loterías y programas de sorteos. La irrupción de la TDT, que se presumía “democratizadora” frente al avance de los monopolios informativos, no ha hecho más que potenciar las cadenas existentes: los viejos propietarios de televisión analógica (Mediaset, Antena 3, la Sexta y RTVE) siguen repartiéndose el noventa por ciento de los ingresos publicitarios y el share. En la Argentina, el Gobierno sostiene que será distinto.

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s