ENTREVISTA A PABLO SIRVÉN. “Las audiencias y los votos van por caminos paralelos”


Se publicó en febrero de este año una reedición actualizada de “Perón y los Medios” ese libro que en los ochenta intentó explicar el proceso de los medios ante el poder peronista. Muchos leímos por entonces el libro como leyenda histórica, historia vieja de un proceso que en apariencia el país habría dejado atrás.
No pasó, los medios, los periodistas, los agentes de comunicación, el capital que sostiene a las empresas periodistas volvió a estar en el tapete, no solo por la ley de medios, no solo por la tecnología o la coyuntura política, volvió a estar en el tapete, porque dejaron de ser creíbles, empezaron a ser cuestionados, la palabra, santa palabra, se volvió más humana y empezaron a aparecer algunos hilos, y algunas manos, con lo cual, en los barrios empezamos a preguntarnos si por cada voz había hilos y manos escondidas. Creo que no. Pero no importa. Importa que hay ruido, mucho ruido, y dedos que apuntan y piedras que caen y casi nadie que duda.

Entrevista en Periodismo´s Blog

Hablamos de Los medios y El poder con Pablo Sirvén, Secretario de Redacción del diario La Nación y autor del libro Perón y los Medios.

Yo en realidad empecé con el libro cuando estudiaba periodismo entre el 77 y el 79, cuando ocurre el golpe militar tenía 18 años. Siempre el peronismo me interesó mucho. Me fascino la iconografía, las imágenes, los documentales, siempre miré con mucha atención todo ese movimiento. Ahí me plantee estudiar el tema de la prensa y el autoritarismo en un trabajo más vasto que estudiaba fascismo, nazismo, etc.
El peronismo tiene un origen democrático, claramente diferenciado de los otros regímenes autoritarios. Después del libro me desembarace de toda esa parte y me quede con la parte del periodismo. En aquellos años todavía pude entrevistar a gente que recordaba la época peronista, la primera época peronista. Lo termine publicando en el 84 cuando en el peronismo había algo muy interesante que tenía que ver con el peronismo renovador, habían aparecido personajes como Cafiero, De la Sota y el mismo Menem.
En esos años el peronismo acompañó a la democracia y Cafiero, que tenía todo el poder llama a internas reconociendo la victoria de Carlos Menem. Entonces, por entonces, yo pensaba que el peronismo se había aggiornado, había evolucionado, había aprendido a ser oposición, y bueno, me pareció interesante contarlo como una suerte de fin de página, un capítulo cerrado. Y así lo deje desde entonces, hasta que empezaron a haber los cortocircuitos con el kirchnerismo, en el diario sabían que había escrito ese libro y me encontré yo también releyéndolo y pensé que curiosamente después de veinte años el libro retomaba actualidad.

¿Reeditado y publicado 27 años después, que conclusiones pudo sacar?

La gran conclusión que llegue con el libro es que uno podría decir que hay tres sistemas de medios, uno que es estatista, completamente estatista como podrían ser gobiernos autoritarios de izquierdas y de derechas o superprivados como podría ser los de Estados Unidos y en el medio un sistema mixto y uno podría decir que le gusta más uno que otro. Lo que yo digo es que el peronismo no define cual es el sistema que le gusta porque pasó de uno muy intervencionista del primer y segundo gobierno peronista a otro con el gobierno de Carlos Menem que privatiza todo, que saca la restricción de la ley de radiodifusión de los militares, porque había una restricción para las empresas periodísticas que no podían tener ni canales de televisión ni radios, entonces él saca ese inciso de la ley de radiodifusión, y después el kirchnerismo, que en la época de Kirchner en términos reales no toca el tema, pero Cristina tiene una actitud claramente estatista.

¿Con respecto a eso, en los años noventa, con los cambios que se vivieron en materia de medios de comunicación, como se manifestaba la militancia en pos de esos cambios?

Los noventa fueron años de desarmar la política. La militancia y las bases nunca dijeron nada en relación a los medios, se firmó un acuerdo con Estados Unidos que era sumamente leonino, en donde ellos podían venir a invertir en medios, en ese sentido Menem abre todo para que entren capitales. Es una época que crecen mucho las empresas, nacen los multimedios. De todos modos yo pienso que los multimedios son una creación de Perón en la década del cincuenta, el primer Megaholding es el de Perón de fin de los años cuarenta.

¿Por qué pensás que los gobiernos pretenden grandes usinas de información?

Todo régimen político tiene la ilusión de dominar el flujo de la información sobre la sociedad, es decir, hay como una ilusión de decir que si se tienen los medios se maneja la cabeza de la gente cuando eso no es verdad, la gente se somete a los medios con la cabeza activa, es decir, no cree a rajatablas todo lo que lee. Lo que lee lo habla con los amigos, con la familia, con los vecinos, con el bolsillo, particularmente con el bolsillo y después recién saca sus propias conclusiones y de ahí los resultados electorales.

¿Claro, porque los resultados en las elecciones terminan explicando otra cosa?

Yo creo que hay dos rutas paralelas que no se tocan, creo que por un lado van las audiencias, y por el otro los resultados electorales y la verdad es que desde los dos lados siempre está la ilusión de conquistar el otro bando. Aún cuando son grupos que se superponen. Las audiencias son gente que vota.

¿No tiene nada que ver lo que vota la sociedad con lo que consume en materia de medios?

Me parece que se vota con el bolsillo, pero después la gente quiere enterarse de las cosas con un periodismo más profesional, más arriesgado, que pica acá, pica allá, y no es que esto sea una cosa que hayan inventado los kirchneristas, el periodismo oficial es más bien propaganda no muy oculta, porque cuando ves las tapas de Tiempo Argentino los tipos no ocultan nada. Lo único por lo que valdría la pena leer un medio oficialista es porque los tipos te anticipen cosas que van a pasar dentro del gobierno, pero ni eso.
Es que aunque me encantara el gobierno yo no tengo ganas de leer un medio oficialista. Lo que queda de ellos es una especie de aplaudidores que no tienen tensión. De todos modos el caso de Tiempo Argentino es muy distinto al caso de Pagina/12. En el caso de Página hay un interés en muchos de los casos que toca este gobierno, hay un interés genuino, cuando apareció lo hizo para ocupar un espacio.
En el caso de Tiempo Argentino me parece que hay un interés más oportunista, no digo que no haya periodistas que no creen en lo que dicen pero me parece que hay una cuestión que tiene más que ver con los tiempos, con aplaudir los tiempos y a los que están en el poder. Es como tan previsible, tan que no se va a salir de su carril. en cambio el periodismo profesional tiene un mayor margen de movimiento y mayor audacia para acometer los temas de manera profesional, no quiero decir independiente porque esa palabra perdió sentido. Esta historia de seguir el libreto oficial, la gente se da cuenta.

A días de las  próximas elecciones a Presidente nos encontramos todavía envueltos en peleas entre periodistas. ¿Por qué?

La oposición como oposición misma no existe o no quiere existir y se muestra impotente hasta en las publicidades y el gobierno se encuentra con la hegemonía política del discurso. Del otro lado encuentra un ruido y ese ruido son los medios. Encima esta la legitimación de ambos lados por que el gobierno dice, yo tengo los votos y los medios dicen, yo tengo las audiencias. Al gobierno le molesta no tener las audiencias y quiere entrar en esa ilusión de tener las audiencias y me parece que esa es la batalla que se viene.

¿Se vienen nuevas peleas en el periodismo militante?

Lo que hace el llamado periodismo militante es minar de culpas a los periodistas que no tuvimos una actuación políticamente reprobable en otras épocas, primero fue a las buenas, incitándonos a decir, como puede ser que estemos del otro lado. A ellos les duele que no seamos iguales.

¿El caso de Minghetti, despedido de La Nación es producto de esa pelea entre el periodismo militante y el profesional?

Siento que lo hayan despedido a Minghetti, yo lamento cualquier despido, tanto el de Nelson Castro como el de Minghetti. Todo el tiempo están trabajando para ver si te pueden desmarcar del medio. Te ponen en twitter que tenés las manos llenas de sangre por Papel Prensa y no importa que uno no haya estado en esa época y que no pasa nada en la justicia. Yo me manejo con prudencia con el caso de Papel Prensa porque involucra a la empresa en la que trabajo.
Entonces todo el tiempo están tratando de que te cruces de vereda, porque si yo digo que me voy de Nación, que doy un portazo porque en Nación me reestructuran a mí, allá me están esperando con los brazos abiertos y tenés todo el prontuario limpio de repente.

¿Cómo funciona eso?

Acá hay un mecanismo de la corporación K que comienza en el programa de Víctor Hugo a la mañana. Víctor Hugo lo llama a Minghetti y dice bla, bla una reestructuración. Y él comparte que estaba de acuerdo con el gobierno, cosa que en Nación se sabía, y dice que en los últimos dos años no lo dejaban escribir sobre la política del INCAA, cosa que es mentira, porque incluso yo he escrito sobre el tema, bien y mal de acuerdo a la situación. El tema es que después dice que la gota que rebalso el vaso es la crítica de Juan y Eva, bueno, vamos a la crítica y es totalmente descafeinada, no es jugada desde el punto de vista ideológico, la película tampoco lo es, es una película muy poco jugada, es una película escolar que lo más jugado es que tiene a los dos desnudos en la cama. Tal es así que yo retuitee la nota que sigue en la página del diario como si nada.

¿Si me preguntás porque lo echaron? es como toda empresa grande que tiene varias secciones y de vez en cuando realiza planes de ajuste, ¿vos me decís si me parece bien? No, no me parece bien, pero no es un tema que lo pueda definir ni es un tema que me impresione porque a mí también me reestructuraron en determinado momento del viejo diario Tiempo Argentino y no por eso pataleamos o nos sentimos perseguidos ideológicamente. De hecho, no es el único caso en la redacción, gente muy querida ha sido desvinculada. Seguramente Minghetti va a tener otros trabajos, le resulta funcional a los medios K.
¿Resulta funcional el mecanismo de conversión?


Con el caso Minghetti se acrecienta la leyenda del diario, este es un diario que atravesó tres siglos, es un personaje de la historia argentina que no se va fácilmente. Los ataques a La Nación han sido desde la época de Sarmiento y eso le da como vitalidad al medio, porque el problema de un medio centenario no son las discusiones sino que no haya discusión.
Se dicen cosas del diario que son fantasías, a mí me parece que esto de Juan Y Eva caminó porque como es un diario “entre comillas” gorila, pega en la fantasía kirchnerista. No es así, de todos modos el mito está creado. Queda el cuentito instalado que lo echaron por la crítica de Juan y Eva, por momentos te produce bronca cuando dice que hubo festejos cuando murió Kirchner, yo estaba ahí cuando murió Kirchner y nadie se puso a reir nunca, es una barbaridad. Yo no ví a nadie que faltara el respeto. Lo que dice de Cristina de que se dicen groserías es mentira también, quieren instalar una nueva leyenda como el VIVA EL CANCER.

¿Qué cosas nos perdemos con estas internas periodísticas?


Estamos en una época en donde el periodismo está en la picota por distintas razones, porque la gente accedió a hacer un periodismo casero, hace años que maneja su camarita casera, antes el periodismo era algo inalcanzable, era un tipo que hablaba desde un pulpito y todos en silencio.
Ahora hay como una venganza del lector, del televidente oyente que dice: Te tuve que bancar sin decir nada y ahora resulta que te tengo a tiro y puedo hablar de igual a igual con vos, entonces te digo cualquier cosa.
El kirchnerismo hasta esa suerte tiene, además de la suerte de la soja, porque ellos también empiezan a preguntar: ¿porque hacen esto ustedes?, ¿por qué titulan asi?, ¿por qué escriben de esta manera?, lo cual me parece que son preguntas lógicas que quizás nosotros no nos la estábamos haciendo. Es ahí donde yo creo que como pasó con los setenta con la estatización de los canales que fue una oportunidad perdida, ahora creo que se pierde una segunda oportunidad, porque es claro que hay mucho para decir del periodismo profesional, hay mucho que aclarar, como se hacen las fuentes, porque se titula de una manera y no de otra, cómo funcionan las empresas. Ahora si lo vas a hacer nada más que para llevar agua para tu molino, la cosa no funciona. Yo siempre salude a 678 como una brisa fresca, nueva, mirá que bien como se meten con los grandes pero no, se meten solo con algunos grandes. Esconden debajo de la alfombra las cosas que no pueden mostrar, que al hacerlo del canal público, son muchas.
Ahora hay una revisión de las cosas que me parece muy moderna que tiene que ver también con las cosas que hace la Argentina de fondo como es el matrimonio igualitario, vivimos como con gran libertad, con gran apertura, me pareció que era un buen momento para también abrir el juego a los periodistas para que nos curemos en salud, no por miedo a un gobierno y de lo que te vayan a decir sino porque ahora te están mirando, y te están mirando bien.
¿En esa nueva mirada esta lo tecnológico?


Lo tecnológico acá ocupa un lugar político muy importante para todos los bandos, más importante que todas estas impostaciones tan argentinas, me parece que los cambios más profundos vienen más por el lado tecnológico que por el lado político. Para saber que queda deberíamos esperar a superar la era, porque ahora está sucediendo y todo lo que está sucediendo se relaciona con lo que pasa ahora, si esas cosas cambian, todas las piezas se vuelven a reacomodar.

Si creo que queda una costumbre en la gente por cuestionar lo que dicen los medios, que hubo un proceso similar en los setenta pero que quedó reducido a los sectores más intelectuales. Las redes sociales son como muy caóticas pero cuando decante todo, es como que no podes ocultar nada, eso sería como un rubí en medio del barro, vale la pena chapotear en el barro si vas a encontrar un rubí. Enriquece de un lugar muy anarco y divertido. Es un colectivo en el que vamos todos, sin anestesia y mirándonos.
La imagen de muchas personas distintas en un mismo colectiva es muy bonita. ¿Pensás que realmente le importan estas cosas?


La gente afortunadamente vive su vida, nosotros vivimos en los medios porque es nuestra vida, nosotros leemos lo que dice el otro, pero la gente a los medios los toma más tangencialmente, en realidad a la gente le importa el asado del domingo, cosas mucho más reales que nosotros, que andamos con el peine de piojos muy finito que nos encanta y que está bien que lo hagamos.

La ciudad está llena de pantallas, pero vos apagas el televisor y no pasan tantas cosas. Esta ciudad quebró el tema de que ver televisión era a voluntad. Ahora vos haces un recorrido por todo tu día y te vas a encontrar televisores por todos lados. Somos como una sociedad sobreinformada. Creo que las grandes ciudades tienen las ventajas de tener confort y servicios y movida cultural y el costo de tener los discos rígidos agotadísimos.

Discos rígidos agotados, personas con stress corriendo a comprar libros de autoayuda, fantasía del reconocimiento personal y necesidad de consumir un buen vivir que cuesta horas de trabajo y esfuerzo. Relojes que no paran, vitaminas que ayudan a que no pares y el viejo cuentito del paso del tiempo, la fantasía del espejo y la juventud eterna.
¿Qué es la juventud, que rol cumple, que traemos de nuevo al escenario?


Desde la caída del muro de Berlín todo es mucho más frívolo, el siglo XX estuvo atravesado por las ideologías, me parece que lo interesante es que haya un término medio. Los mejores momentos de la vida son los momentos en los que te encontrás con tus amigos, la agenda de los jóvenes tiene como muchas ventanas abiertas al mismo tiempo y lo que encausa todo es la tecnología. Eso te da mucha velocidad pero en velocidad en la superficie. Siempre, para los periodistas, fue ir por arriba de casi todo y esto lo va incorporando la gente que no es periodista, hay como una agenda de buen vivir de sí mismos que tienen los jóvenes. Lo cual me parece muy bueno. La duda que tengo es que si se va dejando lo político en manos de nada, porque los gobiernos tratan de sacar lo político del medio. Que se vaya abandonando lo político y si no tenés la suerte de caer en gobernantes muy abiertos, muy honestos, es peligroso. La militancia no la quieren dentro de los medios, ¿qué es la militancia? ir a escuchar a Fito, a Teresa Parodi, ¿esa es la militancia? si lo es, es una militancia rara, de culo pegado a la silla.
La juventud de ahora es un sí Cristina, como usted ordene. Tienen una idea de que el poder se corrió y no tienen una necesidad de cambiar la realidad. Me parece irrespetuoso comparar La Campora con la juventud de los setenta que equivocados o no, si les salía mal se morían, estos pibes de ahora lo que quieren son cargos y tienen una idea de buen vivir, es una militancia verso, sin ideología, la militancia es ir a Tecnopolis, ver Paka Paka y bueno, es la militancia del siglo XXI y mal no les va.

Anuncios

7 comentarios en “ENTREVISTA A PABLO SIRVÉN. “Las audiencias y los votos van por caminos paralelos”

  1. POR QUÉ NADIE CUENTA CÓMO EXPROPIÓ EL GOBIERNO DEL GENERAL JUAN DOMINGO PERóN -BAJO LA FARSA DE UNA FALSA VENTA- EL DIARIO CRÍTICA FUNDADO POR NATALIO BOTANA Y QUE SU MUJER, SALVADORA MEDINA ONRUBIA, LUCHÓ POR MANTENER A FLOTE E INDEPENDIENTE.
    LOS ALOÉ Y MERCADO DE ESA ÉPOCA ERAN LOS MORENO Y DE VIDO DE HOY. LA VOY A CONTAR YO. LEAN HISTORIA, PIBES…
    EL PERONISMO FUE SIEMPRE UN POPULISMO FASCISTOIDE Y AUTORITARIO. AHORA TENEMOS UNA GOBERNANTA CAPITALISTA “SERIA” QUE MIENTE, ROBA Y DA LIMOSNAS A LOS POBRES QUE PRODUJO OTRO PERONISTA: EL NARCOTRAFICANTE MENEM QUE AHORA DUERME LA SIESTA EN EL SENADO DE LA NACIÓN Y LE HACE QUORUN A LOS K AUNQUE EL FINADO SE HAYA TOCADO SUS PARTES CUANDO SE CRUZÓ CON ÉL.
    ANTES DE QUE ALGUN@ ME LLAME “GORILA” DÉJEME ACLARARLE QUE SOY ANARQUISTA LIBERTARIA Y PROVENGO DE LAS IDEAS DE MARX Y ENGELS QUE SÍ ERAN REVOLUCIONARIOS. QUE ME TUVE QUE EXILIAR POR ENSEÑAR ESAS IDEAS EN LA UNIVERSIDAD Y QUE DEFIENDO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN; DE MODO QUE LEO CLARíN, LA NACIÓN y PÁGINA 12.
    NADIE, ABSOLUTAMENTE NADIE VA A DECIRME QUÉ DEBO O NO LEER.
    Y A MI NO ME VENDEN BUZONES COMO A LA JUVENTUD A LA QUE LE ESTÁN CONTANDO MEDIAS VERDADES HISTÓRICAS.
    PERO YO NO LE COBRÉ AL PAÍS MI EXILIO COMO LA SEÑORA MARÍA SEOANE QUE SE HA HECHO MILLONARIA CON EL SUTHERN.

    ALICIA VILLOLDO-BOTANA

  2. A mi tampoco me alcanza, pero convengamos que teniamos muchisimo menos. Un pais en llamas, 6 o 7 presidentes en una semana, default, muertos en la Plaza de Mayo, helicoptero etc. etc. etc.Al menos no sos facho y se pueden discutir ideas con vos.Soy sincera, no se quien es Sartelli, si vA a 678 seguro lo conozcere. jajajaja! era una broma, mi sentido del humor me permite hacerlo.

    • Ta muy bien. Buscalo, Eduardo Sartelli, no creo que vaya a 678, no creo que este mucho tiempo en la tele. Si algo estoy notando es estos días es que todos estamos buscando reírnos un poco más. Creo que de la discusión y la crisis es lo mejor que nos puede pasar. NO me gustan los viejos, los discursos viejos, los que se esconden y mucho menos los que les dan votos a intendentes del conurbano que conozco enormemente bien. Tenemos que pedir más, estamos para mucho más. Gracias por estar. Y por interactuar.

  3. PORQUE NO PUBLICAS UNA PARTE DEL LIBRO DE rAUL ALFONSIN LLAMADO “DEMOCRACIA”ASI TE ESPABILAS UN POCO? ES MUY POCO SERIO COMPARAR LA RELACION DE PERON CON LOS MEDIOS QUE EL KIRCHNERISMO. SIGAN EN SU NUBE DE GAS.SIRVEN REFERENTE DE QUE? ME PARE QUE VOY A DESUSCRIBIRME. YA VEO X DONDE VAS Y ESTOY HARTA DE QUE ME QUIERAN LAVAR EL BOCHO COMO LO VIENEN HACIENDO HACE MUCHOS AÑOS. VIVA BAYER, GALEANO Y TANTOS OTROS QUE SI SABEN LA VERDAD Y LA CUENTAN.

    • Mariana me encanta que participes, pero te juro que no quiero nada y menos lavar bochos. Yo cuento lo que veo y edito lo que me parece que abre el juego. Ahh y que Viva Galeano y Bayer pero que Viva también Sartelli y la revolución permanente. Yo no me conforme con lo que hay. A mi no me alcanza.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s