BAR ORSAI. Algo está por pasar en San Telmo…


Chiri y yo mirábamos a Comequechu en silencio.

—Y ahora, de golpe y porrazo, ya no podemos hacer más nada —dijo el pizzero—. Ni hacer una revista nueva, ni poner una pizzería en Buenos Aires, ni seguir jugando —nos miró serio—. ¿Por qué no podemos?

 

Orsai N4

Orsai N4

 

Pero pudieron, mañana por la noche, a las siete y media de la tarde en realidad, va abrir sus puertas al público por primera vez y en Buenos Aires El Bar Orsai. Todo empezó para mí cuando me enteré de la bajada de la revista, sin nadie en el medio decía el gordo Casciari que hacía unos meses había roto contrato con el diario El País y con las editoriales con quienes tenía una relación un tanto complicada.

  De todas las idioteces que dijimos el sábado, un noventa por ciento no tiene sentido. Pero lo que quedó, lo que logramos dejar en limpio, es un viaje alucinante que tenemos ganas de hacer en 2012, y que empezó en esa charla nocturna, después del Perú—Venezuela de la Copa America.

 —Si yo tengo el capital suficiente —nos dijo Comequechu en mitad de la madrugada— soy capaz de poner un “Bar Orsai” en Buenos Aires, con restaurante de pizzas y empanadas. Y además te lo armo en dos meses, para que puedan presentar el número cuatro ahí mismo, y hacer el concurso del marca páginas, pero a la inversa.

—En dos meses no se puede —dijo Chiri.   

 

Comequechu trabajando

Comequechu a un día de la inauguración de Orsai Bar

Pero en  dos meses se pudo, Comequechu tampoco lo cree del todo, le cuesta creer que en dos horas hayan conseguido 60 inversores para el proyecto, que tuvieron para elegir entre doscientos tipos dispuestos a poner dinero en ellos, a los que no conocían. Le pareció raro también cuando, una vez conocida la dirección, diez personas tocaran el timbre ese mismo día y a ellos casi se les cae el contrato que aún no habían firmado y el dueño de la casa que iban a alquilar empezaba a sospechar de la calidad psicológica de sus inquilinos. También le pareció raro como “Tonga” fue convirtiéndose en el referente en Buenos Aires de la revista y no dudaron en hacerlo socio del proyecto.

Algo está pasando en el barrio de los ceros y los unos, algo está pasando en el barrio de San Telmo pero ahora en el medio está Comequechu, que hace dos meses que tiene sueño me dice. Hace dos meses que corre, que peina el barrio buscando esta casa en la que estamos ahora, esta casa que se va transformando en el bar fuera de juego.
Hace dos meses que llegó a Buenos Aires y corrió a una parrilla y como de adentro de un cuento el único pibe que estaba comiendo lo vió, vió en realidad la revista número tres que todavía no había llegado a la Argentina y se la pidió y se puso a leerla exaltado por estar comiendo con un personaje de los que leía.  Así Comequechu empezó a tomar conciencia de qué es lo que estaba pasando con Orsai en el mundo y en Argentina.

Comequechu se llama Alejandro y cuando le pregunto que es, él me contesta: Yo soy malabarista, soy malabarista de circo, teatro

El Bar Orsai a punto de arrancar

y circo. Desde hace veinte años que me dedico a eso, viví de eso en Barcelona hasta hace un año y medio.

El dato de que Comequechu sea malabarista es mucho más que un dato. Va y viene de los continentes corriendo tras el verano, Comequechu creció en Mar del Plata, pero hasta los doce años vivió en Mercedes. Dolina dice que las únicas amistades se forjan en la niñez, y es posible que este sea otro ejemplo de aquello.

 

Las Camareras de Orsai

 ¿Que nos podés contar de los últimos días acá?

 Ayer Horacio Altuna pasó toda la tarde con nosotros. Horacio ya es un amigo de la casa, es un tipo muy interesante. Lo conocimos en España, un tipo con una cabeza muy abierta muy joven de vitalidad e ideas, un tipo que admiramos y respetamos mucho.

Cuando recién entramos al lugar nos apareció por la ventana Hernán, que es un arquitecto que nos preguntó: ¿Asi que acá van a  abrir el bar? Y lo hicimos pasar a tomar unos mates y desde entonces trabaja con nosotros, tiene dos obras, porque es arquitecto, pero sabe todo eso que nosotros no entendíamos, como el tema de las luces y la verdad es que se queda hasta las dos de la mañana trabajando, un genio, que como te digo, nos apareció por la ventana. Las camareras son chicas del blog, gente que conoce lo que pensamos y que conocen el espíritu de Orsai, lo cual es muy importante para nosotros y para los que vengan, porque si bien van a venir muchos turistas, este va a ser básicamente el Bar de los lectores de Orsai.

¿Qué tienen previsto en lo inmediato?

Por lo pronto mañana abrimos con la barra instalada, el primer mes vamos a abrir  por la tarde de jueves a domingo, pero ya el mes que viene abrimos todos los días, excepto los  lunes y vamos a tener un lugar de lectura arriba, con bibliotecas y un lugar que sea cómodo.  Y ya vamos a tener instalado el horno Vicente que trajimos de Mar del Plata para servir pizzas y picadas muy pronto. Anoche me dijeron de algunas sorpresas lindas que no te puedo adelantar. Nosotros queremos que este sea un lugar en donde pasen cosas, deseamos mucho eso, ojala se de.

 

Orsai bar y lo que será la sala de lectura

 

      ¿Y vos pensás que eso puede ocurrir en dos meses? —pregunté—. Es decir: ¿conseguir inversores, buscar un lugar en Buenos Aires, habilitarlo, ponerle “Bar Orsai”, conseguir otro horno Vicente, y que esté funcionando cuando salga el número cuatro de la revista?

      Le dijo Casciari a Comequechu hace dos meses justamente. Comequechu abre las puertas de Orsai, que va armando paso a paso su significado. De lo que si estamos seguros es que fuera de juego no van a estar nunca más. 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “BAR ORSAI. Algo está por pasar en San Telmo…

  1. Chicos, estoy conmovida. Hace bastantes años leía el blog de Hernán cada tanto y me enganchaba mucho con sus cuentos y su estilo… Por esas cosas de la vida, el laburo, los hijos, las crisis y demás, dejé de leer blogs (aunque unos años después creé el mío). Ayer, uno de mis sobrinos me envió el link de TEDxRiodelaPlata. Esta mañana (estoy de vacaciones) me senté a verlo y…( cómo, de dónde me suena este tipo Hernán Casciari???)… me cayó la ficha!! Entonces me suscribí a la revista, me metí en las páginas y no quería salir sin decirles que apuesto con todo a este proyecto colectivo. Me encantó, Hernán. Me encantó, chicos todos los que están en esto.
    Mis felicitaciones y cuenten conmigo!!!

  2. buenisimo el blog chicos me conto hernan que tubieron una buena noche el jueves me alegro que quedaran conforme con el trabajo de electricidad fue una lucha titanica.mis mejores deseos mucha suerte y nos estamos viendo .SERGIO.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s