Vuelve El Porteño. Cómo será la reedición de la mítica revista.


Vuelve El Porteño. La primer editorial se publicó en enero de  1982. 30 años después vuelve a imprimirse con la expectativa de lo nuevo y con firmas de las viejas. Sarlo, Lanata, Caparros, un tirito por Aliverti, Tomás Abraham y la invitación hecha a Wainfield, Caballero, María Pía López y Sandra Russo entre otros.

Entrevistamos a su director, Gabriel Levinas, el mismo que escribió unos días antes que terminase 1981 aquella primera editorial, “vamos a plantear las discusiones que nosotros creemos relevantes, vamos a preocuparnos por las cosas que nos interesaron siempre, los derechos de los más débiles y los excluidos. Derechos de presos comunes y de comunidades aisladas”

–          ¿El Porteño va a hacer referencia a su nombre, digo, se va a dedicar a temas de la ciudad’

–          No va a ser otra cosa de lo que ya fue. Si yo logro que El Porteño sea el 80 por ciento de lo que fue en su momento ya estoy contento, porque es un momento muy difícil del periodismo, es muy difícil lograr que gente que piensa distinto conviva en un mismo espacio y eso ya seria una novedad. Creo que si no es por el diario La Nación ya no quedan espacios. Digo salvo La Nación porque de los diarios existentes difícilmente puedas encontrarte a alguien hablando de la minería. Yo he encontrado notas sorprendentes dentro de La Nación, digo sorprendentes porque uno prejuzga que en ese diario no saldrían.

–          El Porteño dio  lugares a sectores de la sociedad que no tenían lugar. Da la sensación que por entonces eso era más fácil.

 

–          No es solamente que no tenían lugar, ni se pensaba que tenían que tener lugar. Era impensable que en aquellos momentos alguien salga a  defender a los presos comunes, hoy día se están muriendo más de quinientos presos en las cárceles de la provincia de Buenos Aires y a nadie se le ocurre pensar que esa es una violación flagrante de los derechos humanos de este gobierno nacional y provincial. Nosotros ya defendíamos a los presos comunes a principios de los ochenta, no hablamos solo de los presos políticos sino a los comunes. Entonces a nadie se le ocurría eso, mucho menos que los homosexuales tuvieran su página.

–          ¿Pensaron ya en los argumentos para defender esta especie de postura en un lugar gris, en medio de una situación en donde parece que solo existen blancos o negros?

–          Yo no me voy a parar en ningún lugar gris, yo me voy a parar en un lugar que no es gris. Que tiene un color. Yo como director de la revista voy a garantizar que escriban personas que no piensan como yo pienso, eso lo  voy a garantizar, lo cual no implica que yo siga diciendo lo que se me cante el culo. Eso tiene un color y yo lo voy a decir.

Hoy es difícil conseguir escritores kirchneristas, porque me ha pasado con casos en Plazademayo.com que después tuvieron problemas. Yo creo que El Porteño es mucho más viejo que el kirchnerismo y creo que mucha gente que ahora está con el kirchnerismo pero estuvo en la primera época de la revista va a  estar encantada de escribir. Quisiera tener una buena proporción de columnistas que estén con el gobierno.

–          ¿Cuáles son los riesgos de imponer a la revista un formato que trate de abarcar todos los sectores?

–          Yo creo que no hay ningún riesgo, mi vida a sido asi. Hay que entender que siempre el otro tiene algo interesante, cuando uno se cierra a esas cosas termina siendo un impermeable para afuera y para adentro, con lo cual te convertís en un pelotudo.

 

–          Con respecto al producto que estás haciendo, tenés que pensar en una manera de catalogarlo.

–          Pero si vos tenés gente inteligente, con notas novedosas, creativas y que den una visión distinta de las cosas, ¿que persona no va a querer leer eso.? Además está demostrado que eso funciona. Yo no voy a reeditar esta historia del todo o nada como si fuera un combo de Mc Donald.

 

–          ¿Hay cosas que discutir?

–          Vamos a tener expertos que van a manejar debates pesados, sobre temas que son realmente relevantes. Esa es la idea de la revista. No podemos tomarnos en serio la historia está del tipo que se casa con una mujer que no está enamorado nada más que porque no consiguió nada mejor.

–          Ese mal menor tiene un 54 por ciento de los votos.

–          El mismo tipo que te pone el 54 por ciento son los mismos tipos que dicen que los periodistas que votaron a Lanata como el periodista referente son unos pelotudos y son los mismos que mañana están pensando en otra cosa. Es así.

 

–          ¿Por qué una revista impresa?

–          Porque El Porteño es impreso. Porque va a tener notas largas, jugosas, va a estar de nuevo en la calle y va a ser como fue, por supuesto que se va a subir a la red y la idea es hacerlo casi Vintage, con la misma tipografía de entonces. La idea es también tener a casi todo el plantel de la primera vez de El Porteño. Inclusive ya la tengo comprometida a María Eugenia Estenssoro.

 

–          ¿Como pensás competir con la inmediatez?

–          Yo no voy a competir con la inmediatez, eso es caer en la mentira que te quieren hacer creer desde el gobierno y yo creo que los temas importantes son otros, los que hay que discutir son otros temas que están por fuera de la inmediatez. La educación y porque está como está, que significa la izquierda, que significa el progresismo. Vamos a hacer lo que hicimos siempre, que es defender los derechos humanos y las minorías. Lo que hacia aquel primer Porteño era poner en tela de juicio al poder, no hay otra cosa que el periodismo deba hacer.

–          ¿Alguna vez pensaste en el lector que tenías?

 

–           En los ochenta el lector que teníamos eran rockeros, faloperos, gente de los derechos humanos, políticos, periodistas y la gente a la que le interesaba las cosas de género. No teníamos en aquel momento, por suerte (por eso hacíamos una buena revista) ningún instrumento para medir que nota se leía mas. El riesgo es que ahora vos podes saber que notas son las que se leen más y te podes sentir tentado a escribir solo las boludeces que la gente lee.

–          La primera crítica que va a surgir es esta idea de un grupo de secundarios reunidos tantos años después tratando de volver a un lugar feliz al que no hay que volver.

–          No, no. Van a estar mucha gente joven haciendo sus cosas. Va a estar la revista Gata Flora con temas para la mujer.

 

–          El lector que ustedes tenían por entonces hoy tiene 30 años más, mínimo.

–          Si, y nos recuerda con cariño.

–          Es poco probable que piensen lo mismo.

–          Nosotros vamos a buscar un lector que piense, con eso está bien. Lo que no se va  a poder negar es la existencia del pensamiento propio, lo que no nos cierra es la idea del pensamiento único, domesticado.

–          ¿Qué dificultades aparecieron y que cosas no, de la época en donde estaban empezando a armar una revista?

–          Las mismas. Yo creo que para el periodismo en sí mismo, las dificultades de ahora son más complicadas. El acceso a la información es muy bajo, el gobierno se ha dedicado a destruir cualquier posibilidad de acceso a la información. No existe prácticamente la libertad de prensa. Yo tengo que estar basándome en fuente inseguras para poder llegar a dar datos duros porque el gobierno no te los da. Entonces yo estoy haciendo un periodismo peligroso, porque los datos que necesito el estado no me los da. Yo tengo que informar, yo no puedo no informar porque el gobierno lo impida. En la época de los milicos yo no sabía que un coronel había dado la orden de salir a secuestrar a alguien pero si sabíamos que había uno que estaba secuestrado. Y teníamos un margen de error enorme. Ahora hay un mismo margen de error.

 

–          ¿Los temas de la ciudad importan? O no se tocan porque  hay un convenio implícito con el macrismo.

–          La política municipal es casi una especialización y te están exigiendo de porque si le pegas al gobierno no le pegas a Macri. A mi Macri me chupa un huevo, es como si me metiera con el intendente de Córdoba. Cuando el trabajo del intendente es encargarse de cosas muy menores, del alumbrado, el barrido y la limpieza.   Lo que pasa es que Macri lo han mostrado como el enemigo del pueblo.

Lo que me interesa a mí en este caso es mostrar un tipo de pensamiento, una forma de entender la realidad, una forma de aceptar la diferencia y en todo caso corregir algunas cosas que están mal pensadas. ¿Laclau es un tipo de izquierda? Yo creo que es un tipo de derecha. Yo creo que la única manera de ser antidemocrático sin creer en el republicanismo y ser de izquierda es si sos marxista y ahí sí, te cagas en la democracia y haces la revolución. Cualquier otra alternativa es de derecha. Es fascismo. Para mí no cierra el populismo de izquierda supuesto de Laclau. Para Sarlo, por ejemplo sí, y esas son las cosas que vamos a publicar, estas discusiones.

–          En cierto sentido, ustedes quieren juntarse, barajar, dar de nuevo y si se puede, pedirse perdón.

–          Vamos a ponerlo a Horacio González que escriba clarito, Barragán y  Barone no están para El Porteño. A la que veo para El Porteño es a María Pía Lopez porque es ideal para discutir con ella, es una mujer inteligente, interesante. La propia Sandra Russo podría estar en El Porteño aunque a mí no me quiere nada, pero no lo haría porque ella no tiene esa libertad, no se la permite, además se lo podrían recriminar.

Anuncios

2 comentarios en “Vuelve El Porteño. Cómo será la reedición de la mítica revista.

  1. A ver si llega a Madrid… realmente se vé mas necesario que nunca por la mediocridad de pensamiento en que esta la RA….

    • Dice Levinas que la revista va a tener todas las notas subidas a la web. Faltará el papel. Habrá que hablar con Casciari para que lleve algunas cuando venga. Saludos.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s