Muchas Gracias, mucho gusto.


Como en todo lo que se termina siempre hay alguien que dice algo, que piensa algo, que desea algo. Miramos asombrados cuando los finales son silenciosos. Una puerta que se cierra rechinando suavemente como un lamento insatisfecho. Un sol que cae cansado sobre sus cinco mil años de luz constante. Una sonrisa que desaparece en la oscuridad justo antes de ofrecerse al beso que marcara un destino. Es también un final.

Todos los finales son proclives y tendenciosos. Este año pase por tantas certezas de gente conocida que decidí tirarme al precipicio con alguna que otra duda. Busqué durante parte del final del 2011 descifrar como se arma un camino, sigo haciéndolo.

Empecé este blog hace unos años, lo empecé a tomar en serio realmente una noche de julio de 2011 cuando queriendo leer una nota de Martín Caparros que había dejado guardada en los marcadores de Firefox me apareció el cartel de la página El Argentino (hoy reconvertida en InfoNews ¿?) que decía que la columna había sido inhabilitada y levantada del sitio. La nota, la columna hablaba críticamente de la situación de Cristina como reina y señora y unas cuantas cosas tendenciosas y golpistas como las que escribe el tipo que escribió “No Velas a Tus Muertos”.

Por entonces le vendía mi tiempo y mi sueño a una empresa que realizaba auditoria de medios, Clipping y otras cuestiones deshonrosas de la profesión de periodista. Esa noche de julio me fui al kiosco de la esquina de Rivadavia y compre Newsweek Argentina, otra de las creaciones del gran productor gráfico Spolszki y decidí ponerme a tipear la nota y desabrigar el sitio Periodismo´s Blog. Por aquellos meses, parece un siglo ya, twitter era un estado de vida en la que había decidido no involucrarme, algo similar me había pasado con los celulares en mi primera juventud. Pero la nota salto los pasillos, la noticia de la “censura” a Caparros empezó a recorrer los laberintos indescifrables de los 140 caracteres y los buscadores de google empezaron a ser generosos con mi WordPress. Había ahí, esa noche, esa madrugada, el nacimiento de algo que pretendía explicarse solo, un parto sin dolores que traía algunas migas en las axilas.
Tiempo después con la llegada de Libre y las columnas de Lanata que muy egoístamente el sitio de Libre y Perfil y Darío Gallo habían decidido no compartir on line, surgió la misma curiosidad. ¿Qué pasa si empezamos a publicar las columnas completas cuando sale el diario, bien temprano a la mañana? Entonces todo se abalanzó con desorden e inconsciencia. Un tuistar (como se les llama ahora) retuitea la columna, después otro y de repente un tal Enrique Vazquéz me manda un mail para presentar un descargo sobre una de las columnas del gordo Lanata y aprovechaba para contestar en los mismos términos a Chiche Gelblung y a pegarle, de ser necesario a Gabriel Levinas. Todo eso paso en una semana, en otra semana Pablo Sirven de la Nación comenta las columnas citando como fuente a Periodismo´s Blog y más tarde Lanata hace lo propio con el tema de este puterio infernal en tres columnas que tituló BERNARDOS y del que yo apenas había tipeado 200 o 300 caracteres diarios.
Mi cercanía al Alzheimer y otro tipo de enfermedades varias me han vuelto un obsesivo de los recuerdos, no olvidarme de nada es una de las certezas que me deja este 2011 llenísimo de dudas.
Hoy reviso el contador de visitas y ya son más de cien mil lo tipos y tipas que entraron al menos una vez a leer algo de lo que pongo en el blog. No sé si es mucho o poco y no sé que significa eso, no tengo ni una pizca de noción sobre los números pero me asombra ese contador que suma mientras tipeo estas letras.
Fueron seis meses y un poquito más de cambios necesarios, pasaron muchas cosas que tenían que pasar y hemos compartido una mirada del mundo. Nos hemos peleado, nos hemos puesto de acuerdo, me han sabido putear con altura pero con entusiasmo y lo han hecho también con la bajeza de los enamorados. En el fondo todos sabemos que estamos armando algo distinto, algo que ya nació hace un tiempo. Sabemos que venimos con los puños llenos de futuro y dispuestos a borrar y reescribir sin pensar demasiado en la eternidad. Sabemos y ustedes lectores de pantalla lo saben, que estamos más cerca que nunca de que la sociedad civil pueda hacerse escuchar con un grado alto de certezas, que si hay algo que se llama democracia y que significa la participación de todos en algún movimiento colectivo que hable de las mayorías y las minorías con el mismo volumen de voz, eso va a pasar por estos barrios, tan inconstantes, atrevidos y naturales. Tan humanos y caóticos.
Que tengan buen año y que sea lo que tenga que ser.

Aclaración de ultimo momento: Todos los dichos que se mencionan están en el blog, solo hay que buscarlos en el buscador que tiene arriba a la derecha.

Anuncios

Un comentario en “Muchas Gracias, mucho gusto.

  1. Desconocía la historia de este sitio.Es interesante que se haya atrevido a ponerlo en acción a partir del sentimiento que le produjo la censura al artículo de Caparrós: La rebeldía es muy saludable, por cierto.
    El sitio ofrece artículos que me motivan a expresarme, a dar mi opinión (en tiempos en que muchas veces una no puede darla ni a amigos o familiares que se han puesto un “casco de guerra”)
    Le agradezco, y le deseo un Feliz Año Nuevo!!

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s