Entrevista a Hernán Casciari. “Prefiero ir preso injustamente antes que llamar a un abogado”


 

Casciari

 

–          “Este lugar se parece cada vez más a un club, eso esta buenísimo” –  me dicen en la barra.  Pienso que tiene razón.

Comequechu, gran laburante de este proyecto corta queso y lleva y trae vasos de cerveza.  Sigue con la mirada que encontré la tarde previa a la inauguración. Tranquilo. Sonriendo como si viniese del futuro a decir, “tranqui, todo va a estar bien”  porque en definitiva, todo salió bien.

Me pido una Warsteiner tirada y me dan, además, maní. En el fondo, en las ventanas que dan a Humberto Primo, Los Borrachos que Leen, toman y conversan, gritan, se ríen, piden más cerveza.

La pregunta, en silencio, para mí, es si en el hemisferio derecho de esta historia se puede preguntar sobre el futuro. Sobre el inmediato y sobre el otro. Y sí estas gentes que gritan acá sobre la libertad de los contenidos tiene algo que ver en cómo será ese futuro.

Cuando una idea se vuelve concreta lo demás no importa nada. Cuando lo abstracto se vuelve tangible, la teoría se convierte en una patada en la frente al sistema y los locos esos que gritan  sobre software y música libre van  armando una logia que apura el reloj para que todos lleguemos tarde y ya no sea importante andar corriendo para cumplir horarios.

Termino este folio más borracho que sobrio. Buenos Aires empieza a oscurecer en el patio del Bar. Atrás, en mi espalda, cuatro personas brindan por una Venezuela libre a donde volver y pienso que mucho de todo aquello que parecía imposible en octubre se está cumpliendo.

Todo tiene que ver con todo y los fantasmas se han vuelto amigables ahora que sabemos más nítidamente que sí y que no.

Desde Europa, el gordo Casciari contesta un cuestionario.  Lo imagino caminando por las calles de Saint Celoni desandando este 2012 con la revista a cuestas y aunque no lo quiera ver, trae mucho más que la revista bajo la axila y aunque no lo quiera ser, se va convirtiendo en mucho más que un buen escritor.

Casciari

Alejandro Seselovsky dice que tu generación y la de él, estuvieron demasiado preocupados por escribir y nadie se ocupó de la gestión.  Que cada generación tuvo su gran editor y que pareciera ser que vos te vas a convertir en eso. ¿Qué te parece? ¿Sos el próximo Timerman o Lanata?

 

 

Seselosky está loco. Una vez me dijo eso en el bar orsai, él estaba borracho, pero yo no. Me le reí en la cara. Pensé que todo iba a quedar ahí pero lo publicó no sé en dónde. Te puedo decir con certeza que no. Para ser editor hay que tener constancia, y yo no creo que haga esto más allá de 2012.

 

 

 

¿Cómo es eso? ¿No vas a ser el abanderado de la nueva movida Sin Nadie en el Medio? ¿No sentís que tiraste una idea que funciona y que hay mucha gente esperando a su editor líder?
Por otro lado. Crees que la lógica de compartir los contenidos por Internet, puede “extrapolarse” a sistemas más complejos. Cuando decís el mundo viejo y el mundo nuevo. ¿Ves algo más que contenidos culturales?

Es muy siglo veinte pensar en líderes, yo creo más en comunidades. Si la idea funciona, lo mejor es que se replique en muchos proyectos, y no que todos los proyectos los haga Orsai. Creo fervientemente en lo extrapolable de esta idea, pero sobre todo creo que no debe tener líderes, porque ese es el germen que mata los cambios. Todas las buenas ideas del siglo pasado se pudrieron por culpa de líderes. Y por supuesto, no hablo solo de proyectos culturales. Cada instancia de lo cotidiano está infectada de intermediarios. En lo personal, por ejemplo, prefiero ir preso injustamente antes de llamar a un abogado que me defienda

Algo similar debes pensar de los contadores. ¿Te parece grave la legislación con Internet que se quiere implementar en EEUU? ¿Estás al tanto?

Realmente no le presto mucha atención a esas noticias. Cuando leo titulares ni siquiera voy al texto, me aburre mucho.

En estos días se difundió un texto sobre las complicaciones que tiene el Bar Orsai en Buenos Aires, sobre todo con los impuestos que hay que pagar para pasar música. Leo sobre las demoras en Barcelona para entregar las revistas. ¿Cuánto te sorprende de estas trabas y cuanto te esperabas? 

 

Escribí un texto sobre ese tema en http://orsai.bitacoras.com/2012/01/si-fuera-cocaina-seria-mas-facil.php y ahí cuento que más que sorpresa lo que causa es bronca y muchas ganas de encontrar la manera de ir esquivando esas trabas. Las entiendo, porque estamos en una época de transición, pero hay tardes que me encantaría que no hubiera que meterle tanta energía a eso. Que se pudiera trabajar más tiempo en lo divertido y menos tiempo en lo detestable.

Hay algo de la creación de una mística lo que está pasando con Orsai. Sobre cual de los puntos ponés el acento. ¿Sobre el prestigio? y en ese caso que entendés por prestigio.  ¿O por la difusión de la idea? y en ese caso, ¿la popularidad lima la lógica del prestigio?

 

En general ponemos en acento en hacer algo que nos gustaría mucho recibir. No sé si eso se traduce en búsqueda de prestigio o de difusión de una idea. Pero en este segundo año, además, estamos tratando de que la revista deje de tener la etiqueta de cool, que por alguna razón tuvo el año pasado. No queremos ser cools. Eso seguro.

 

¿En 2013 Orsai no sale entonces? ¿La editorial como sigue? ¿Que planes están pendientes?

 

El año 2013 será distinto, y dependerá de una sobremesa con Chiri que tendremos seguramente en septiembre u octubre. Esa noche saldrá la idea del año que viene. Ahora estamos disfrutando de esta.

 

 

Anuncios

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s