Volvió Lanata.


Hay que decir que desde que volvió a radio mitre, Jorge Lanata tuvo una presencia en las redes sociales que no buscó. Tres falsas cuentas de Twitter que suman 23 mil seguidores, páginas falsas en Facebook con miles de amigos y una significativa presencia en medios oficialistas y opositores. Desde que volvió a la radio el Share (cantidad de oyentes medidos por Ibope) creció un 35 por ciento respecto del año pasado en el mismo horario.
Quizás Lanata se puso previsible ahora que está mas claro cual es el juego que juega, sin embargo crea ante cada regreso una ansiedad inusitada.
Lo cierto es que Jorge fundó Página/12, en radio realizó el mítico programa nocturno Hora 25 en la Rock and Pop, luego estuvo en la radio Del Plata de Marcelo Tinelli en la primera mañana y la segunda tarde. Se fue en 2008 para resolver la creación de lo que el mismo consideró el último diario de papel como fue el intento del diario Crítica de la Argentina y de ahí se fue al teatro.
Inventó y fundó la revista Veintiuno y Veintidós, producto que vendió luego a Sergio Spolzki y que este renombró como veintitrés. Se le adjudica el fracasado pero adelantado intento del sitio de noticias Data 54. Escribió libros, Argentinos 1 y 2 y ADN, con los que parece haber descubierto el gen de una clase social que lo compra como ninguna otra. También escribió ficciones como La historia de Teller o Polaroids cuando todavía era un joven talentoso y soberbio.
En televisión realizó el programa Día D en pleno menemismo y los primeros dos años del gobierno kirchnerista, después salió del aire para volver en canal 26 en marzo del 2009 y hasta octubre de 2011.
Se puede decir que Jorge Lanata es además un tipo productivo. Realizó documentales, cortometrajes, videoclips. Trabajó para el exterior, trabajó para si mismo y fue una mil veces las plumas del diario Perfil y del diario Libre.
Anoche volvió Lanata con un programa periodístico con clave de humor, PPT le puso como nombre, Periodismo Para Todos, dice. Pero en las redes sociales fue otra cosa, columnas de detractores se chocaban en las autopistas invisibles del Twitter y el Facebook para criticar al periodista más carismático de los últimos tiempos. Cada quien sabrá como funciona el juego de los solos y cual es el miedo a quedarse así, pero Lanata volvió para recordarnos que no fuimos capaces de sacarlo con una buena patada en el culo, como hicieron ellos con los Neustadt, los Marianos Grondona o los Timerman. No supimos o no pudimos hacernos cargos de la sensación de desinformación en la que nos vimos envueltos en los últimos años cuando la ruleta empezó a girar sobre ceros y unos. El mundo no puede ser un lugar binario simplemente porque no es un lugar binario.
Una vez escuche a Bobby Flores decir que ellos (su generación) van a seguir peleando para aferrarse a sus asientos, que es su rol, que así debía ser. Que era tarea nuestra (tenía una audiencia de jovencitos estudiantes de escuelita privada de periodismo) sacarlos a patadas y hacernos de los espacios. Ellos no pidieron permiso a Carrizo o a Larrea para quedarse con lo nuevo de la radio, entraron sin golpear y se sentaron en la silla, pusieron la música que ellos estaban escuchando y decidieron que desde entonces había que marcar el paso de una a otra generación. Lanata nos pone en la situación de no haber podido manejar la rebeldía. No hemos sido rebeldes, por eso vuelve el gordo y hace 18 puntos de rating, le gana a todas las figuras de Telefé en una mentira de programa de televisión, se convierte en tema del momento en las redes sociales y rearma tropas y argumentos para los que defienden el todo por sobre las partes. Ojala para ellos el todo sea mejor que las partes sino caerán en la decepción cíclica de la historia argentina.
Lanata se aprovecha del ruido, hace lo que mejor sabe hacer, pone blanco sobre negro y una mayoría abrumadora de la población siente que entiende lo que esta pasando. El gordo también tiene gestos, anoche nombró al aire su número de CUIT para que analicen sus gastos y verifiquen cuanto es lo que paga de impuestos. Con ese gesto nada más, con ese gesto menor, deja en Off Side a los vendedores de humo. ¿Cómo competir contra eso cuando tu discurso es ideológico y no económico? Así que acá estamos, desentrañando las razones que hacen que un tipo cualquiera, quizás un tuerto secundario sino viviésemos en un mundo de ciegos logra lo que logra.
Todo vuelve y todo pasa, dijo en un momento, volvió Lanata medio pelo, pero volvió Lanata a la pantalla caliente del grupo Clarín y eso aclarará algunas cuestiones macros de la política argentina, no mas que eso.

Anuncios

Un comentario en “Volvió Lanata.

  1. VOLVIO LANATA. NADA MAS Q ESO. NO LO VI, NO RESISTO EL LANATA DE HOY DIALOGANDO CON LOS POPES DEL EMPRESARIADO COMPLICE Q TANTO ATACO. NO SE LO PERDONAMOS MUCHOS LOS 18 PUNTOS SE LO DIERON HASTA SUS DETRACTORES Q SE SOLAZARON ANTE ESTE MONIGOTE,TODAVIA MUY INTELIGENTE PERO POCO CREIBLE.EL PERIODISMO ESTA ENFERMO, MURIENDOSE X NO QUERER SACARLO A EL, BONELLI, ELIASCHEV Y OTROS DE UNA PATADA EN EL CULO. PASARA LO MISMO CON MAJUL SI LA GENTE LO SIGUE BANCANDO. SON USTEDES LOS PERIODISTAS Q XREEN EN ALGO MEJOR Y LA LEY DE MEDIOS LOS ENCARGADOS DE HACERLO.LO DE TELEFE UNA CARGADA A LA INTELIGENCIA. SON LAS REGLAS DEL JUEGO. FEO MOMENTO MUY FEO Y OSCURO.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s