En el medio. Pagina 81


Y me dice

“Cuando nos dimos cuenta, habíamos avanzado tanto y tan rápido que las razones por las que lo hacíamos habían quedado a kilómetros de distancia. Seguro que teníamos razón pero no se puede cambiar la sociedad sin la sociedad. Así fue que el ciego se fue a morir en La Falda, cuando había crecido en Chacabuco y tenia a la familia en Salta. Todos solos dando vueltas tratando de justificar los frentes”.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s