En el medio. Página 263


Fue una retirada prolongada, un síntoma de los días que vendrían. Recordarlo hoy con el diario de todos los lunes que lo siguieron de alguna manera lo explica. Nadie sabe donde esta el secreto de lo que se dice, de lo que se piensa y de lo que se cree.

Puede que la pintura que nos quedo de él se vaya deformando con el paso de los años cual Dorian Grey, y lo que fuimos nosotros entonces, quizás también.

Esta novela lo reveló de la única manera en que pudo hacerlo. Trató de contarlo de a tramos. A veces consigue congraciarse con un meritorio primer párrafo.

Nuestro joven cayó creyendo que su destino fue coartado. Que manos extrañas y externas no lo dejaron ser. Cayó sin saber la verdad o sin haber aprendido a descubrirla. Todos tenemos un inconsciente silencioso que nos va empujando, frenando, asustando, corriendo y atando de diversas maneras. Él me dijo en su última conversación, “Solo quiero ser importante”, y no supe decirle todo lo que eso significaba y dejaba de significar.

Lo que vino después es lo que acabas de leer. Una breve historia que como todas ls historias, puede terminar en cualquier lado o no terminar nunca.

Comentario recibido, muchas gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s